Treguajantes

Treguajantes, es una pequeña aldea del Camero Viejo perteneciente a Soto. Está situado a 39,2 Km de Logroño. Se encuentra a una altitud de 1028 m. La aldea se quedó despoblada hacia 1965.  Hasta que en 1985 se le dio acceso desde Terroba, el único paso era un camino de herradura desde Soto. Actualmente está deshabitada aunque varias casas están siendo reconstruidas en los últimos años.

Datos de Interés

Treguajantes está situada en un llano rodeada de cerros, y con exposicion al Sur  que la protegen de los vientos de norte . Su clima aunque frió es saludable.

Según datos del diccionario Madoz,tenía unas 70 casas, distribuidas en varias calles anchas y una plaza, así como una escuela de primeras letras para ambos sexos, dotada con 5 reales diarios, a la que acudían 20 niños y 10 niñas.

Contaba también con varios pozos y dos fuentes de buena calidad y la iglesia dedicada a San Martín dependiente de la parroquia de Soto. En la parte este del pueblo se encuentran las ruinas de la iglesia antigua y el cementerio.

En un cerro en el camino de Soto, se situaba la ermita titulada Serrias, la de San Blas al E. de la aldea, y la de San Martin.

Perteneció al monasterio de Santa María Real de Nájera.

Treguajantes sufrió como el resto de los pueblos del Camero Viejo importante pérdida de su población,  y quedó despoblada hacia 1965.
Entre sus personajes ilustres destaca don Francisco Javier Sánchez Cabezón, obispo de Astorga durante diecisiete años, fallecio en 1767 al que  se debe la monumental iglesia parroquial de su pueblo, Doña Teresa González, nacida en 1779, fundadora de la escuela del pueblo en 1848, Don José Isidro Bretón (1822-1858), gran bienhechor de su pueblo y Don Anselmo Rodriguez Sáenz, inspector central de enseñanza y algún tiempo director general.

  • Primer fin de semana de junio. Fiestas de Nuestra Señora de Serrias.
    A los asistentes se les ofrece degustación de choricillo y vino.

  • La iglesia de San Martín, situada en el centro del pueblo, está en ruinas. Destaca por su gran tamaño en comparación con  la aldea.
  • Dos ermitas, la de Serrias y la de San Blas, una situada en el camino que va a “Las Fuentes” y otra en lo alto de del monte.

En Treguajantes  no vive nadie de forma permanente en el municipio, aunque hay varias personas que tienen ganadería y residen en el municipio vecino de Soto.
Es una aldea despoblada desde hace años según los datos oficiales de su censo, pero que presenta ahora signos evidentes de vida por la recuperación de muchas de sus viviendas.
Cuenta con una asociación cultural “Asociación Cultural Virgen de Serrias de Treguajantes” que se dedican a la recuperación del pueblo y celebración de sus fiestas.

  • Su enclave, situado en un sitio de gran belleza paisajística.
  • La iglesia de San Martín, situada en el centro del pueblo, está en ruinas, y no recomiendo subir al campanario pues es muy peligroso.
  • El cementerio situado en las ruinas de una antigua iglesia de estilo románico y, de camino, podremos encontrar el pozo principal “el tinte” donde cogían agua antiguamente para lavar o dar de beber a las caballerías.
  • Dos ermitas, la de Serrias y la de San Blas, una situada en el camino que va a “Las Fuentes” y otra en lo alto de del monte.