Los pueblos del Camero Viejo

El Camero Viejo está formado por once municipios, y once aldeas.

Soto (Trevijano, Luezas, Treguajantes), Terroba, San Román (Velilla, Santa María, Montalvo, Vadillos, Avellaneda y Valdeosera), Hornillos, Ajamil (Larriba y Torremuña), Rabanera, Jalón, Muro, Torre, Cabezón, Laguna.
Al Camero Viejo pertenecen las Instituciones Solariegas de Tejada y Valdeosera.

El nombre de “Cameros” aparece escrito por primera vez en el año 953, cuando el rey García Sánchez y su madre Doña Toda dieron al monasterio  de Albelda la villa llamada Bagibel, situada en los montes de Cameros. Parece tener su origen en el nombre de los antiguos pobladores de la zona,  los cántabros y los berones, denominándose “Camberos”, término que fue evolucionando al actual “Cameros”.

La cultura popular, también atribuye este nombre a que en la sierra había muchos gamos, llamándoles a los habitantes de esta zona Gameros, término que derivó en Cameros; otras fuentes atribuyen este nombre a la época celtíbera cuando los pelendones que acudían a la guerra iban  previstos de “colchones” de lana, por lo que los enemigos les llamaban los de las camas y este término fue evolucionando hacia Cameros.

En 1833 cuando se creó la provincia de Logroño vivían en el Camero Viejo 8.049 personas. En 1981 se contaron 820 habitantes. Actualmente figuran inscritos en el padrón de habitantes 642 habitantes, siendo muchos menos el número de residentes permanentes.